Sobre mi

Haciendo camino

Mi nombre es María José Saravalli y quienes me conocen te dirán que soy filósofa por naturaleza.

La curiosidad por conocer el mundo, el asombro por la vida y el amor por la verdad, me han acompañado desde los primeros años de mi vida y aún en la adultez.  

Si bien en la universidad me gradué como Profesora en Filosofía, no fue el título, ni los libros, ni la carrera lo que me convirtió en Filósofa.

Fue y sigue siendo la vida la que con cada experiencia me da la oportunidad de mantener vivo el recuerdo de esa esencia que siempre me acompañó.

Dando pasos

Podría decir que el año 2010 fue el que dio inicio a todas mis formaciones -tanto a nivel académico como extra institucional-.

Sin embargo, como te contaba, mi búsqueda comenzó desde una edad muy temprana, cuando pensé por primera vez: "El mundo no puede ser lo que vemos y nada más".

Antes de sumergirme en los libros de filosofía, le dediqué varios años al estudio de las leyes en la facultad de derecho. Luego me dí cuenta que ya no quería que mi camino continuara por allá.

Debo reconocer que al principio (como a muchos les pasa) pensé que todos esos años habían sido una pérdida de tiempo.

Sin embargo, luego comprendí que en la escuela de la vida, cada experiencia es absolutamente atinada si sacamos de ella un aprendizaje.


Enseñar en las escuelas nunca fue mi objetivo. Ni siquiera cuando me gradué como Profesora.

Pero teniendo una herramienta en mi mano ¿por qué no usarla para algo que sí resonara en mi interior?

Fue entonces que me acerqué a las enseñanzas de la Pedagogía Waldorf y de Pedagooogía 3000 que promueven ambas un paradigma de Nueva Educación y me introduje en varias escuelas para dejar mi granito de arena.

Simultáneamente y sin percatarme aún de lo tan relacionados que estarían esos caminos, me metí de lleno en el mundo de lo que se conoce como terapias complementarias o alternativas (pero que a mi me gusta llamar energéticas).

Di muchos talleres educativos integrales, elaboré y apliqué un proyecto de filosofía para empresas y tuve el honor de iniciar a varias personas en el camino de Reiki.

Pero lo realmente valioso me pasó con los años, al caer en la cuenta de la relación poderosa que existe entre el aprendizaje y la sanación.

Sanar aprendiendo y Aprender Sanando

Volverme consciente del vínculo que existe entre aprender y sanar, me llevó a escribir un e-book al que decidí llamar "Auto-curación Energética, un aprendizaje para la Vida" a fin de compartir cómo funciona verdaderamente nuestro potencial sanador.


Por último, - que es en realidad lo primero puesto que me acompañó desde el inicio y que aún no te he nombrado- es la Meditación.

La práctica diaria de esta disciplina me ha ayudado a conocerme, a elaborar una secuencia de lecciones para compartirte mi camino y es la que me devuelve el equilibrio cada vez que trastabillo hasta el día de hoy.

Hoy

Me comprometo a compartir mi camino enseñándote los pasos que a mi me llevaron a alcanzar el equilibrio.

Escribiendo, enseñando y por supuesto dialogando encontré la manera de acercarte las fórmulas y métodos que me acercan día a día al verdadero ser que soy.

Y lo más importante, hoy decido asumir el compromiso de recordarte en cada línea que escribo, en cada sesión que tienes conmigo y en cada taller que imparto, que la clave de toda transformación está en conocerte a ti mismo.

Porque...

Sabiendo quien eres, Sanas.
Sabiendo quien eres, conectas con lo que en realidad deseas.
Sabiendo quien eres, te atreves a lo que sea.
Sabiendo quien eres, te liberas.
Y, por sobretodo, sabiendo quien eres te vuelves consciente de todo lo que eres capaz de hacer.

Gracias por leerme.