Quien decida dar el primer paso en el camino de su auto-realización debe, en primer lugar, reconocerse a sí mismo como el único responsable de su propio proceso de avance.

En otras palabras, para estar bien, vivir plenos y encontrar el equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida, debemos estar dispuestos a involucrarnos en ella

¿Qué significa esto? 

Involucrarnos completamente en nuestra vida significa que nos comprometemos de manera consciente a buscar una solución.

Comprender que todo lo que se necesita para estar bien proviene del propio mundo interno, puede que al principio no resulte una idea tan aceptable o fácil de asimilar.

Existe una tendencia a poner el ojo afuera y a esperar que alguien nos salve o que el tiempo lo cure. Cuando en realidad, mirando hacia adentro podremos darnos cuenta instantáneamente, no sólo que contamos con nuestro propio salvavidas, sino inclusive que ya estamos a salvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *